Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Me está mirando X

El inspector Smith decidió tirar de hemeroteca a fin de averiguar algo más sobre el incendio del hospital psiquiátrico. Después de casi dos horas mirando la pantalla del ordenador solo logró un  fuerte dolor de cabeza. Nada, apenas unas pocas notas, pero nada interesante. Decepcionado salió de la biblioteca pública y se encaminó a la farmacia de la esquina en busca de un remedio para el fuerte dolor de cabeza. Al salir de la farmacia, el móvil empezó a vibrar anunciando un mensaje: era Anderson citándole en la cafetería de Harry, su cuñado.
Miró el reloj, aún faltaban diez minutos, se tomó una pastilla para el dolor de cabeza y un poco de café mientras leía las noticias deportivas del día. Volvió a mirar el reloj con impaciencia, los minutos parecían pasar muy despacio ¿Qué sería aquello qué había descubierto Anderson? Pidió otro café y un croissant. A los pocos minutos apareció Anderson,
-Hola jefe-saludó. Tras pedir otro café le entregó una carpeta.
-¿Qué es?-preguntó el inspect…

Maruxa y el mar

Sobre mitos y leyendas, así empieza el tema que prepara Ana para la edición de fin de semana del diario para el que trabaja. Como tema central ha elegido el mar, una historia que tenga algún nexo con su tierra. Está algo bloqueada, por lo que decide ir a dar un paseo. Se acerca a una cafetería dónde suele habitualmente quedar con sus amigas, pero se lo piensa mejor y decide visitar a su abuela que vive a no pocos metros de allí. Ella seguro que tiene alguna idea. Tras charlar con ella, sobre el mar, su abuelo y alguna de las historias que le contaba de pequeña decide volver a casa para ponerse a trabajar.   "Cuenta una vieja leyenda que una pequeña, de nombre Maruxa, cada mañana acompañaba a su madre a la playa. Mientras su madre se dedicaba a la labor del marisqueo con otras mujeres del pueblo, la pequeña correteaba por la orilla del mar jugando feliz con las olas.  Chapoteaba con sus pies descalzos empapando de agua sus ropas, de manera que cuando llegaba a casa su madre tení…