Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

¿Qué es un verso?

¿Qué es un verso? quizás sea un aroma que me abraza, alterando sentidos y sentimientos. O quizás sea el corazón desnudando palabras vestidas de ocultos deseos que se confabulan con el universo. Puede que sea la brisa acariciando la arena de la playa, mientras el sol broncea tu cuerpo. O quizás sea el mar dibujando en la arena huellas de sal, en complicidad con el viento. Puede que sea una rosa aterciopelada rozando tus labios en un eterno beso. Quizás seas tú cuando me miras fijamente, haciendo que se pare el tiempo.

Chismes sobre páginas web en las redes sociales...

Hoy voy a contaros unas serie de "chismes"(por llamarle de alguna manera) acerca de las páginas web en las redes sociales, y mi experiencia en esta selva. Yo tengo dos páginas(soy así de friki)y no me preocupa si tengo muchos o pocos seguidores, cosa que no ocurre con la mayoría de páginas.  En esta "selva" te encuentras de todo, las hay que se declaran ateísimas de la muerte y se pasan la vida hablando de religión, las hay esotéricas, deportivas, culturales, etc...Unas son interesantísimas y otras no tanto.   Os voy a hablar un poco de lo que me he ido encontrado por este mundillo: hace algún tiempo empezaron a visitarme algunas páginas para "ayudarme" según ellos a darle impulso en mi página. Más bien para beneficiarse ellos, porque yo no vendo nada y me da igual. Esta estrategia es la que siguen algunas personas que tratan de sacar adelante su pequeño negocio,cosa que me parece bien. La finalidad es que tu les ayudes al mismo tiempo para subir en seguido…

La huida

Nubes de ceniza,
 el viento airado
mece violento
todo lo que encuentra a su paso.
Corre sin descanso,
entre peñas y matojos
sendero abajo
con los pies descalzos.
Una bruma de desesperación
le ahoga el pecho,
ahora o nunca
y sigue sin descanso.
El miedo sobre los hombros,
el corazón palpitando
una jauría enfurecida 
tras sus pasos.
Serpenteante el sendero,
jadeando de cansancio;
las piedras, en los pies
y en alma se van clavando.
La niebla de la mañana,
como humo gélido
penetra en su cuerpo
a la vez que la ocultan
como un blanco velo.
Los oye,
si, están ahí
cada vez más cerca,
pero no puede verlos
porque su miedo la ciega.
Y ella corre,
corre cada vez más rápido,
y la maleza a jirones
su vestido desgarra,
convirtiéndolo en harapos.
En sus muñecas
las cadenas pesan
y los pies ya hinchados
sangran sin compasión;
el dolor la va quebrando.
Y al llegar al precipicio
oye a sus captores 
que la van cercando.
Es ahora o nunca,
mirando al infinito
cierra los ojos
y se lanza al vacío
precipicio abajo.
El mar la recibe
acunándola en sus brazos,

Dualidad

Dualidad o certeza,  como dos mitades  opuestas; unas veces alegría, otras tristeza.
-¿De qué te ríes? -de tu cobardía, de tu miedo, también de tu torpeza.
 A cada día que pasa, a cada paso que das, a cada palabra pronunciada, más te alejas de tu certeza.
Un alma en dos mitades dándose la espalda, una unidad dividida enfrentadas en dura batalla.
Una, su debilidad esconde tras los muros de su alma; la otra, la realidad le escupe queriendo soltar amarras.
-¡Sal de tu agujero y da la cara! La otra se enroca en su marmórea torre, del mundo aislada.
Cuanto más anhela, más se aleja, de una paz infinita; de una unión perfecta.
Y quizás sea el destino o tal vez una maldición,  que estas dos mitades vivan en eterna contradicción.