Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Me está mirando IX

Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…

Espinardo. Origen de su nombre

Hace un par de meses estuve disfrutando de un agradable paseo por la Calle Mayor de Espinardo. Y haciendo una de estas fotografías me asaltó la habitual pregunta... ¿cuál será el origen de su nombre?     Ciertamente para conocer el por qué de su nombre, primero debemos hacer otro breve paseo, pero por su historia.Y lo primero que nos llama la atención es que Espinardo tiene como dato a destacar el de poseer una posición geográfica relevante al confluir en ella dos vías de especial importancia que han hecho de ella una encrucijada de caminos a lo largo de su historia.        En época romana ya existía un nucleo de población importante, al pasar la vía que unía Toletum (Toledo) con Cartago Nova (Cartagena). Más tarde, durante la Edad Media, también tuvo importancia su posición geográfica al pasar por ella la vía que unía Granada con el levante español, conocida como Senda de Granada.      En 1618 se le concedió el título de villa de Espinardo, para luego pasar a ser señorío de D. Juan…

Para mi amiga Isa de Entretejiendo Instantes.

En principio, tenía pensado subir otra entrada, pero al leer la entrada de mi amiga Isa de Entretejiendo Instantes he decidido hacer algo distinto.     Nos conocemos hace muchos años, y te aprecio muchísimo. Eres una gran persona y una gran amiga.Precisamente fuiste tú quien me diste el empujoncito para que me decidiese a publicar un blog y, en suma, a animarme a escribir. Algo que te agradeceré siempre, porque me apasiona escribir, para mí es como una necesidad.
No sé si recuerdas cuando subiste aquella foto de la fachada de la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Murcia. En ella aparecía escrita una frase que nos dio pie para lanzarnos un reto y era que cada una inventase un relato que girase entorno a esa frase y la posible identidad del destinatario o a la de su autor. ¿Te acuerdas? Aunque creo que ninguna de las dos publicamos el relato en nuestros blogs, si lo hicimos en Facebook.


 Algunas semanas más tarde me sorprendiste con la noticia de que habías creado un blog, yo en …

Para mi madre

Llega el día de las madres, y yo me pregunto: ¿Se pueden regalar rosas a las rosas? ¿Y a un ángel? ¿Qué le puedo regalar a un ángel? No lo sé. Solo sé que hay ausencias que nunca se llenan. Y luces que no se apagarán. Y eso eres tú, mi luz. La luz que disipa mis miedos, que me guía cuando me asaltan las dudas, una cálida luz que me abriga cuando el frío asola mi alma aunque físicamente no te pueda abrazar. No sé cómo continuar esta dedicatoria. Solo sé que el mejor regalo que me dio la vida fuiste tú. Desde que abrí mis ojos un veintiuno de diciembre ya te quería, y a día de hoy te sigo queriendo, aunque el destino o quien rige los destinos de este loco mundo decidió una madrugada de junio que debías partir y nos dejó con el alma tiritando. Y por más que el tiempo pasa no puedo dejar de recordarte y de quemarme con la pena de no abrazarte, de no besarte y, de contarte mis cosas o de pasear juntas como hacíamos antes. ¿Recuerdas? No sé cómo terminar. A la par que escribo se me agolpan los recuerdos, las lágrim…