Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

¡Me está mirando! (IV)

El inspector Hoffs repiqueteaba nervioso con los dedos la mesa de su despacho, esperaba la llegada del Dr. Marcus, el director del Hospital Psiquiátrico J. Svenson. Sobre la mesa de oficina, el ordenador parpadeando y el sobre con el informe de los resultados de la autopsia del Sr. Martin. 
Al cabo de diez minutos interminables, el doctor Marcus, apareció escoltado del oficial Smith y del agente Anderson; los tres habían sido citados horas antes por el inspector. Tras las presentaciones de rigor, el inspector procedió a leer el informe y las conclusiones. El informe forense no dejaba lugar a dudas: James Martin de 60 años de edad y natural de Massachusetts, había sido asesinado con un arma cortante, que con total seguridad podría ser instrumental quirúrgico y, por lo tanto, el asesino habría borrado las huellas de sangre sin dejar rastro, eso explicaría que no hallaran el arma homicida en el lugar del crimen. El asesino o asesina había tomado la precaución de escoger instrumental de us…

¡Me está mirando! (III)

Estaba pensando en la conversación que había mantenido minutos antes con el oficial Smith, de repente le vino algo a la cabeza, cuando el oficial estaba hojeando las láminas solo había nueve y no diez. Desató la carpeta de cuero negro y empezó a pasar una tras otra, faltaba la décima. 
-¡Mierda, otra vez no!-exclamó llevándose las manos a la cabeza. Salió corriendo de su despacho por el pasillo del hospital, llamó a la enfermera Johnson que salió tras ella. Se pararon en la habitación 222, allí estaba abrazada a la lámina con la habitación patas arriba.
-¡Chica mala!- Le regañó.-¿No te he dicho mil veces que no debes tocar los papeles de mi oficina?
-Tenía que darle las buenas noches al abuelo-le dijo la mujer aferrándose a la lámina.
-Mamá, solo es un papel con manchas de colores, no es una fotografía del abuelo.-Le dijo la doctora acariciando el pelo de su madre.-Tienes fotos del abuelo en el álbum para verlas. Volvió a acariciar el pelo rubio casi dorado de su madre, la miró a lo ojos …

¡Me está mirando! (II)

La mañana había sido un ir y venir de agentes de policía, prensa y curiosos. La tarde no se presentaba mejor, en la consulta de la doctora Svenson, el oficial Alan Smith, esperaba impaciente a la doctora. El diván de cuero negro de la consulta contrastaba con el blanco impoluto de la pared y el resto del mobiliario, solo la silla de escritorio de la doctora y las dos de los acompañantes de color azul oscuro parecían dar una leve nota de color. Sobre la mesa un par de hojas en blanco y un bote con bolígrafos, un teléfono de color gris y una agenda con dibujos con mandalas de distintos colores. Seguía curioseando cuando de improviso, se abrió la puerta. El oficial se giró sobresaltado.
-Buenas tardes doctora, supongo que le habrán avisado, soy Alan Smith el oficial encargado del caso.-Dijo él tendiéndole la mano-.Sé que ya ha hecho su declaración en la comisaría, pero me gustaría hacerle unas preguntas si no le importa.
-Buenas tardes oficial, sí ya me ha avisado el doctor Alvarado, pero …