Ir al contenido principal

Me está mirando IX

Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…

Taller de literatura: carta al amor secreto

Amor


       Este año dentro de la asignatura de Literatura del primer curso de Periodismo, han creado el taller de literatura, la idea del taller es fomentar la creatividad del alumnado y mejorar la redacción y la ortografía. Los profesores de Lengua y Literatura están hartos de la cantidad de faltas de ortografía y de la pobreza en el uso del lenguaje. Cada vez se expresan peor los alumnos y eso no es de recibo en un futuro profesional que debe de usar el lenguaje como herramienta de trabajo. No deben permitirlo, su facultad de periodismo siempre se ha distinguido por haber formado a los mejores periodistas de toda España,y haber sido reconocidos incluso a nivel internacional como verdaderos maestros de la palabra y de la comunicación.
     Es lunes, y hace un mes que empezaron las clases, poco a poco Javier va conociendo a sus alumnos, y para esta semana les tiene una propuesta interesante, quiere ver como plasman sus sentimientos en el trabajo que tiene pensado encomendarles. Están todos en clase y Javier entra por la puerta dispuesto a lanzarles un reto. 
-¡Chicos para esta semana el trabajo gira entorno al amor como tema! ¿alguna pregunta?
Beatriz levanta la mano y tomando la palabra, pregunta que cual es el formato. Javier responde que pueden presentar un poema, una carta o lo que deseen....Al cabo añade 
-¡Quiero originalidad!..no sé si me entendéis, creo que sí, vamos que no hagáis lo de siempre, corto y pego, y luego modifico un poco para que no se note, que si se nota ya os lo advierto.

      Al salir de clase Beatriz le comenta a sus amigos que ha decidido escribir un poema de amor desesperado a su cantante favorito, y al cabo mira a Andrés y le pregunta
- ¿Y qué va hacer el hombre de hielo? 
Este se encoge de hombros y no dice nada. No dice nada, pues no sabe muy bien cómo va a escribir nada sobre el amor, a él que le cuesta expresar sus sentimientos, por eso le llaman el hombre de hielo. En realidad, no es que sea frío, es tímido y se ha construido una especie de coraza para que nadie penetre en su alma, no.... pues teme que le hagan daño.

    Llega a su casa y después de comer, decide intentar hacer el trabajo del taller lo antes posible para luego dedicarse a estudiar el parcial  de Teorías de la Comunicación. Se sienta en su mesa de escritorio color caoba, enciende su ordenador para buscar algo que le inspire un poco, decide poner algo de música. Con el folio en blanco sobre la mesa se dispone a escribir algo, al cabo escribe  " amor tus ojos de color miel, son tan dulces como tu piel...lo lee y lo arruga..Coge otro folio y empieza a escribir amor abreme la puerta de tu corazón, pero  solo me encuentro con que me las cierras dándome con ellas en ...¡agggg es imposible no me sale nada!  coge el folio y lo arruga.. Como no logra concentrarse, sale a darse un paseo, se va a un café cercano dónde sabe que a esa hora suelen estar sus amigos Beatriz y Federico. Están allí, tomando un café y discutiendo sobre el trabajo, entra y se une a la conversación y comprueba que ellos están igual de perdidos que él. Pasan un rato agradable y luego cada uno marcha a su casa para terminar el trabajo. Al llegar al portal encuentra a su hermana mayor que estudia Filología Hispánica y le comenta lo del trabajo y ella solo le dice que se concentre y piense en alguien a quien admire o que le guste de verdad, y que también puede ser acerca de un amor no correspondido, en fin tú decides.

    Vuelve a su habitación y coloca el folio en blanco sobre la mesa del escritorio y pone una balada en la que la historia es un amor no correspondido. Cierra los ojos y empieza a escribir dejándose guiar por su intuición.

      Hoy voy a desnudar mi alma y abrir una ventana en mi corazón para que puedas mirar adentro. Hoy voy a decirte aquello que nunca me atrevo, sí voy a gritarle al mundo que yo mi amor te quiero.
      Cuántas veces he querido decírtelo, pero he sido cobarde y me han vencido mis miedos... A veces cierro mis ojos y te pienso, entonces apareces tú mirándome sonriente, y pareces real...tanto mi amor que intento abrazarte, sentirte y cuando quiero besarte ......te desvaneces como el humo, y entonces abro mis ojos humedecidos por el desconsuelo y, lleno de rabia me hundo en mis silencios.
      Soy realista, y se que soy invisible a tus ojos, soy un grano de arena en un inmenso  desierto, una minúscula estrella en el firmamento, un agujero negro.....muy negro, que se devora a sí mismo y que se debate en un eterno lamento. Es difícil admitir que tu amor jamás tendré y por eso escondo mis sentimientos en este corazón triste y roto, al igual que una caja fuerte oculta un tesoro secreto.
       Por eso amor mío escribo esta carta, para expresar todo aquello que siento y que me ahoga el pecho. Porque aquí me hago grande, porque aquí pierdo mis miedos, porque es lo que siento. Y aunque nunca lo sabrás, yo te quiero. Para ti, de alguien que te ama en silencio, para ti mi amor secreto.
       Así después de escribir la carta, Andrés llamó a su hermana para que le echara un vistazo y se la corrigiera, pero ella le felicitó. Ana estaba contenta, orgullosa pues jamás  pensó que su hermano sería capaz de escribir algo que le saliera del corazón, es más tenía preparada una poesía por si las moscas. Antes de salir de la habitación, Ana no pudo reprimir su curiosidad y le preguntó que si se podía saber la identidad de la destinataria, y  Andrés le dijo que si lo revelaba entonces dejaría de ser secreto.
        

Comentarios

  1. Le estas cogiendo el gustillo a esto de dejarnos en ascuas???? ;)

    ResponderEliminar
  2. Así es más emocionante la cosa, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Pues el folio desde luego, no se queda en blanco contigo. Fenomenal este cuento que está super bien relatado, aunque... seguirá, espero ¿nooo? porque yo digo lo mismo, nos has dejado en ascuas...

    ResponderEliminar
  4. No creo que haya segunda parte, pero igual me lo pienso y sigo, en fin ya lo pensaré. Ahora estoy pensando para vísperas del Halloween este escribir un cuento con algo de misterio o terror, ya veré jejejeje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a