Ir al contenido principal

Entradas

Infelice

No, nunca me fue fiel. Iba de un lado para otro, de puerta en puerta, de ciudad en ciudad. Apenas algunos días duraba su lealtad, después volvía a desaparecer. Una mañana, discutimos, me dijo que se había hartado de mis celos obsesivos, que no se debía a una sola persona y la felicidad se marchó. 
Mi vida transcurrió empapada en litros y litros de depresión. Dibujando arcoíris en blanco y negro en mi habitación. Debieron pasar años, tantos para no recordar. Por no recordar, tampoco recordaba el rostro ajado por los años que me devolvía ese triste espejo. Hasta que una mañana alguien entró por la puerta. ¿No me conoces? me preguntó. No, han pasado los años, mi memoria no existe, la salud también me abandonó. Lo siento, yo no la conozco. Y me senté en el viejo sillón mirando la ventana como quien espera ver a alguien.  Me miró a los ojos, me extendió su mano y me dijo: ¡sígueme! A sabiendas que ya poco me quedaba por vivir, tomé su mano y la seguí...


Entradas recientes

¿Objetivo Eurovisión?

¿En serio? pues yo pensé que estaba viendo Objetivo Sony Music Spain colocando a su pupilo Manel Navarro por todo el morro. Con lo bien que estaba yo disfrutando del Melodifestivalen con mi mujer, esos sí que saben organizar eventos musicales, lo de aquí es otra historia. Comparando lo que hace ahora TVE con los programas musicales que hacía antaño con menos medios, los de ahora son una cutrez y de la gorda. La realización, el sonido y todo en general es cuando menos mejorable y mucho. Ya podían aprender en todos los sentidos de los países del entorno. Pero no, aquí no están por la labor. Lo malo es que les da igual.

Después de ver que desde hace un mes aproximadamente cierto miembro del jurado, un tal Xavi Martínez, locutor de los 40 principales tuviese la poca delicadeza de mostrar sin reservas su preferido no me hacía gracia ver lo que podía pasar.




 Pero Chris, mi mujer, se empeñó en verlo. Nuestros amigos de Suecia, entre ellos la familia de Chris, también decidieron ver aquello, po…

El maldito resfriado

Con este frío no hay quien se libre de pillar un resfriado, y no por el frío en sí mismo, sino porque el virus se propaga con más rapidez ya que en invierno pasamos más tiempo compartiendo espacio con otras personas en vez de estar al aire libre. En el momento que hay alguien resfriado a nuestro alrededor es inevitable que el virus del resfriado nos lo llevemos con nosotros. Y claro con el frío que está haciendo estas últimas semanas permanecer mucho tiempo en la calle no es que sea algo muy apetecible. 
Yo para no ser menos que el resto, faltaría más, me pillé mi resfriado. Es que soy muy solidario. Lo curioso de cuando estás resfriado es que todo el mundo tiene un remedio que, según ellos, es mano de santo y se te quita al instante. Tú por si acaso pruebas, porque estás con una congestión bestial, imaginad el panorama: ojos saltones tipo camaleón cabreado, la nariz más que nariz parece un pimiento morrón, voz congestionada, sordera a tiempo parcial, dolor de garganta y una tos con ai…

Propósitos para un nuevo año

Este año voy a proponerme cumplir las propuestas que siempre me propongo cumplir, que ya es mucho. Y voy a proponerme echar a patadas a la apatía y al desánimo, que por algo se empieza y es menester hacer sitio a la ilusión y la esperanza que espero que se encuentren cómodas y se queden a vivir.
 Me he propuesto no hinchar más vanidades egocéntricas, que se busquen otro perrito adulador.
Voy a evitar debates de besugos, porque para qué perder el tiempo si al final por cansancio y por no escuchar más el mismo rollo acabas dándole la razón como a los locos para no terminar en discusión.
 Me he propuesto no poner rumbo a ninguna parte ante cantos de sirena de discursos vacíos y mucho menos seguir la corriente de intolerantes que no tienen más que una visión inamovible de los hechos y que no admiten más que su opinión.
Me he propuesto adelgazar el aburrimiento y engordar mi biblioteca para vivir historias que contar.
Me he propuesto no aprender más idioma que la alegría y estudiar la fel…

Sueños

Doctor, ¿es posible recordar sueños antiguos? Verá a veces sucede que recuerdo sueños de hace tiempo y también lo que sentí durante el mismo. Recuerdo un sueño en el que caminaba a través del campo, la hierba era alta y había mucha oscuridad. Tenía miedo y caminaba deprisa, muy deprisa. Las nubes eran de un gris oscuro y en el horizonte había una luz. La luz me producía serenidad y en el afán de salir de esa oscuridad empecé a buscar la forma de ir hacia esa dirección. Al acercarme vi una casa que contrastaba con el paisaje sombrío, la luz procedía de la casa. Y cuando iba acercándome me sentí seguro, y despierto, porque me desperté en ese momento. Quería dormir otra vez, pero no lo logré. De vez en cuando me acuerdo de la casa y de aquella sensación. No sé lo que significa.
Doctor hubo otro sueño que me inquietó durante un tiempo y, la verdad, tuve miedo. Soñé que salía de mi casa, pero al salir al descansillo del edificio vi que todo era distinto. Me fui al ascensor, un ascensor apar…

Vacaciones en Verona (Italia)

Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es
Este año decidimos cambiar la playa por un viaje romántico y escogimos Verona, la ciudad de Julieta. Nos alojamos en un hotel muy céntrico, con vistas a la Piazza delle Erbe, antiguo foro de la ciudad romana.  En el mismo hotel se alojaban un grupo de españoles, entre ellos una simpática pareja de unos setenta años.  Esa misma noche acudimos a la representación de la ópera “Carmen” en el anfiteatro romano de la ciudad. Nunca me lo había pasado tan bien, y eso que la ópera no es lo mío, pero Chris se empeñó y al final me encantó la experiencia. Y es que no es lo mismo asistir en directo y en un escenario tan especial que verlo en la televisión aburrido desde el sofá de tu casa.  A la mañana siguiente nos despertamos temprano y nos fuimos a desayunar al famoso café Filippini, donde coincidimos con el grupo de españoles que se alojaban en nuestro hotel. Por lo que pude escuchar parece que nos habíamos puesto de acue…

¿Rencor yo? no que va, los muertos no somos rencorosos

Estuve entre vosotros pero me olvidasteis como se olvida un mueble viejo en un rincón.  Cuando el silencio de mi soledad tejía telarañas me armé con un escudo de fortaleza, una fortaleza tan frágil como el cristal que al llegar la noche se rompía en mil pedazos y que nadie me ayudaba a restaurar.
Nunca fui juez, tampoco parte de vuestras fiestas y alegrías. Me cargasteis el papel de Atlante sosteniendo el peso de vuestros problemas; de los míos fui como el faquir que traga el fuego para expulsarlo. Nunca os importó. Y ahora ¡qué coño hacéis derramando lágrimas sobre mi tumba! En realidad no es dolor, no es más que remordimiento o simple postureo hipócrita compitiendo en comportamiento social.  Es raro, debería odiaros, maldeciros, pero no es eso lo que siento. Solo me dais pena. Vuestro egoísmo os une, hacéis una feliz familia. Os deseo mucha felicidad hasta que vuestras puñaladas traperas os separen, que será más temprano que tarde. Porque la envida la carga el diablo. Aunque no le hace…