Ir al contenido principal

Me está mirando IX

Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…

Mula y la ermita del Niño del Balate

     Cuando nos aproximamos a la localidad de Mula, lo primero que divisamos es su Castillo, allí desde lo alto, saludando al visitante. Castillo que a pesar del paso del tiempo y de la dejadez, aún se yergue magestuoso resistiéndose a dejar de ser el lugar más emblemático de dicha localidad.

    Mula es un municipio que se encuentra en el Noroeste de la Región de Murcia. Pero su nombre, aunque en su escudo se encuentre dicho animal, no proviene de ahí. No, en realidad el nombre de esta localidad tiene su orígen en la forma de los montes sobre los que se asienta el castillo. Estos montes son conocidos como "muelas" y del latín mola evolucionó hasta el actual Mula.
   Son famosas las fiestas del Niño Jesús de Mula y la Tamborada.
       Os recomiendo visitar esta bella y acogedora localidad murciana. Es muy agradable pasear por sus calles y sentirte como uno más, pues es muy normal que cualquier muleño al cruzarse contigo te salude como si de un vecino más se tratara. Y tampoco os podéis ir sin visitar el Museo de Arte Ibérico del Cigarralejo, ubicado en el Palacio de los Marqueses de Menahermosa.
    Y si la visitáis coincidiendo con el segundo domingo del mes os encontrareis con el famoso Mercadillo de "Las cuatro plazas" (salvo los meses de verano) en las que se ofrece una amplia variedad de muestra de artesanía y productos gastronómicos de la zona. 

  Ermita del Niño del Balate o Niño Jesús de Mula
    Saliendo de Mula en dirección Bullas, sin coger la autovía, nos encontramos con la Ermita del Niño del Balate. La construcción de esta ermita se debe un suceso que tuvo lugar allá por el año 1648, en el que la peste bubónica asolaba la Región de Murcia, y muy especialmente a la localidad de Mula.
 Según cuenta el P. fray Pablo Manuel Ortega, que es quien da a conocer dicho suceso, en el paraje del Balate tenían una heredad, la familia Botía, y a causa de la gravísima epidemia que asolaba la zona, había quedado huérfano el joven Pedro Botía.  Una mañana que se hallaba el joven pastor sólo con sus ovejas, afligido y sin consuelo, vio llegar a un Niño vestido a lo Nazareno y portando en su mano derecha una cruz. El niño se acercó al joven y le preguntó cuál era la causa de su gran aflicción y el joven le contó todo lo que había pasado y el niño consoló al joven pastor por tan grave pérdida. Entonces el joven le preguntó al niño que quien era  y el niño le contestó que era el Niño de Belén y alargándole su cruz, dijo: "Toma mi Cruz y sígueme". El joven le preguntó que dónde vivía o moraba, entonces el niño le contestó que moraba en su padre Eterno y tras decir esto desapareció.
      Al poco tiempo la enfermedad quedó erradicada de la Región de Murcia, pero el joven pastor no contó nada de lo sucedido hasta tres años después de tal acontecimiento.
       El joven Pedro Botía se hizo religioso entrando en la Orden de los PP Franciscanos y falleció en el Monasterio de la Encarnación de Mula en 1717, en donde se halla sepultado.
      Y ahora un detalle que seguro que los lugareños y a los que veáis la imagen de la talla que está en la ermita y los grabados que existen del Niño os preguntaréis ¿por qué dices que portaba la cruz en la mano derecha, si la imagen del Niño la lleva en la izquierda? Pues es simple, y es que según el cronista oficial de Mula Juan González Castaño, don Francisco Párraga encargó a Rocafort el grabado de la imagen del Niño dándole los elementos básicos que debían aparecer y, puesto que no existía ningún grabado anterior, el artista realizó una interpretación personal de la escena, basándose en una talla similar a la original (la original quedó en la Corte, y para la ermita se hizo una nueva talla y en esta se inspiraría el artista) pero totalmente distinta, y en la que el Niño portaría la cruz en la mano izquierda y no en la derecha.
    La festividad del Niño de Mula se celebra el 21 de septiembre.
    Al lado de la ermita, podéis tomar un buen aperitivo en la tasca "Casa Paco" o comer reposadamente en el Restaurante que hay frente a la tasca y que pertenece a la misma familia, dónde podéis degustar una deliciosa pierna de cordero en su jugo, o encargar alguna de sus deliciosas paellas(y que conste que no me pagan por hacer publicidad).
  Además en la zona del santuario, podéis disfrutar de una vía verde dónde practicar senderismo, y disfrutar de las vistas de un hermoso paisaje.


 Bibliografía:http://es.wikipedia.org/wiki/Mula_(Murcia)
 EL NIÑO JESÚS DE MULA: ESTUDIO HISTÓRICO Y ANTROPÓLOGICO DE UNA DEVOCIÓN MURCIANA, de JUAN GONZÁLEZ CASTAÑO

Comentarios

  1. Muy interesante, esto me recuerda que todavía me queda por escribir la segunda parte de las Fuentes del Marqués. Por cierto, la última parte me suena de algo... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si además es una zona que conozco bien, y el restaurante también XD. Qué menos que mencionarlos, además son muy amables en el trato con los clientes. Y el lugar es muy bonito y no me quise extender mucho porque si no, pues hubiera hecho una entrada interminable.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a