Ir al contenido principal

Me está mirando IX

Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…

Quiero que vuelva el calvo por Navidad





Quiero que Clive Arrindel más conocido como "el calvo de la Lotería" vuelva como el turrón; por Navidad. Desde aquí lo propongo para que los responsables de Loterías y Apuestas del Estado tomen nota. Desde hace unos años los anuncios de la entrañable Lotería de Navidad no nos dejan muy buen sabor de boca.
  Cuando todo parecía indicar que este año la cosa iba a estar tranquila, saltó la polémica. El meollo del problema de este año está en que ni contrataron al director de fotografía que participó en el rodaje de la maqueta del anuncio, ni le pagaron por su trabajo. Vamos que se tiró todo un día del caluroso del mes de julio rodando la maqueta del spot para quedarse con tres palmas de narices.



   Ya el anuncio del año pasado fue el más comentado y satirizado de la historia. Desde luego, ni siquiera sus protagonistas quedaron del todo satisfechos; sobre todo, me imagino, cuando se desató el cachondeíto a través de memes y montajes de todo tipo. Hay que admitir que algunos son verdaderos artistas haciendo montajes. No los subo porque entonces no acabaría el post de hoy, pero hay algunos muy graciosos.
 El anuncio era un pestiño, y yo creo que entre eso y los memes contribuyeron a que el sorteo tuviera una enorme difusión. Lo que sí puedo asegurar es que no lo olvidaremos durante muchos años.






   El de este año es emotivo, sensiblero y lacrimógeno y ha tenido bastante impacto desde el primer momento en que empezó a circular por internet. Tengo que decir que viéndolo se me escapó alguna que otra lagrimilla, aunque yo no soy de lágrima fácil. En conjunto me parece un buen anuncio; no obstante,tiene sus pegas.
El lema del anuncio: "El mayor premio es compartirlo".



 Bonito para si fuera verdad. Dudo mucho que nadie, salvo que sea tu padre, hermano, abuelo o pariente bondadoso- en caso de que los tengas- se dedique a compartir el premio. La experiencia demuestra más bien todo lo contrario, y no es rara la noticia en la que habiendo pagado el décimo entre varios, el listo/a de turno que custodiaba el ansiado tesoro se lo adjudicado para el solito/a cuando ha tenido la fortuna de ser agraciado con algún premio. Luego han terminado todos en los tribunales...



Además de todo lo dicho está lo del sobre...¿será mensaje subliminal?, porque tan dados como somos los españoles a sacar punta de todo, seguro que a más de uno le habrá venido a la cabeza lo de Bárcenas and Company. 

   El caso es que al final se desató la polémica porque el director de fotografía, Jon D. Domínguez, que participó en la maqueta del anuncio se quedó fuera del proyecto final. Pero lo curioso es que no se lo comentaron hasta que él mismo se enteró a través de otra persona que participó en el rodaje de la maqueta y que tampoco ha formado parte del proyecto final.
  Al enterarse de la noticia, que supongo que le cayó como si le echaran un jarro de agua fría por la cabeza, decidió ni corto ni perezoso, llamar a la productora. La productora, R.C.R Films para más señas, no tuvo más remedio que dar la cara y confirmarle lo que ya era un hecho consumado; eso demuestra el talante de dicha agencia. 
  Según palabras de él, lo que más le duele no es que no le hubieran llamado, que también porque es un anuncio que tiene mucha repercusión y trascendencia y hubiera sido un buen empujón para seguir avanzando en su carrera profesional. Lo que más le duele es haber trabajado sin cobrar un euro. Sí, estáis leyendo bien se grabó la maqueta y, según la agencia Leo Burnett que es la responsable del anuncio, ella pagó a la productora R.C.R. Films, pero la productora parece ser que no pagó a nadie; o eso dice la agencia...Y ahí sigue la cosa, pasándose la pelota de unos a otros. 
    Aún tengo grabados en mi retina aquellos anuncios en los que Clive Arrindel se paseaba por las calles de una ciudad nevada repartiendo la suerte, cumpliendo así los sueños cual espíritu de la Navidad. Entonces no había tanta polémica, o por lo menos no llegó a nuestros oídos. 
    Por eso y por muchas cosas más... quiero que vuelva Clive Arrindel por Navidad.

Bibliografía: 


https://www.facebook.com/LeoBurnettMadrid?ref=ts&fref=ts en el que se puede leer  en su estado  publicado del 15 de noviembre el comunicado de la agencia diciendo que pagó la maqueta y que ellos no contratan a los equipos técnicos. 

http://anuncioloteria.blogspot.com.es/2014/11/mi-historia-con-el-anuncio-de-la.html  Este es el blog del director de fotografía en la cuenta todo lo sucedido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a