Ir al contenido principal

Me está mirando IX

Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…

Espinardo. Origen de su nombre

Calle Mayor

     Hace un par de meses estuve disfrutando de un agradable paseo por la Calle Mayor de Espinardo. Y haciendo una de estas fotografías me asaltó la habitual pregunta... ¿cuál será el origen de su nombre?
    Ciertamente para conocer el por qué de su nombre, primero debemos hacer otro breve paseo, pero por su historia.Y lo primero que nos llama la atención es que Espinardo tiene como dato a destacar el de poseer una posición geográfica relevante al confluir en ella dos vías de especial importancia que han hecho de ella una encrucijada de caminos a lo largo de su historia.
       En época romana ya existía un nucleo de población importante, al pasar la vía que unía Toletum (Toledo) con Cartago Nova (Cartagena). Más tarde, durante la Edad Media, también tuvo importancia su posición geográfica al pasar por ella la vía que unía Granada con el levante español, conocida como Senda de Granada.
     En 1618 se le concedió el título de villa de Espinardo, para luego pasar a ser señorío de D. Juan Fajardo de Guevara, marqués de Espinardo y vizconde de Monteagudo.

Palacio de los Marqueses de Espinardo, actual Colego de la Consolación

     En 1836 llego a tener ayuntamiento propio, pero en 1856 pasó a ser una pedanía de la ciudad de Murcia. A raíz del crecimiento experimentado por la ciudad de Murcia hace que las pedanías de Albatalía, Santiago y Zaraiche, Puente Tocinos, San Benito, Aljucer y con ellas también Espinardo pasen a integrarse de hecho dentro del casco urbano de dicha localidad.

Iglesia Parroquial de S. Pedro Apóstol y N.Sra. del Carmen


¿Pero cuál es el origen de su nombre?

     Lo primero que se me ocurrió fue buscar en la enciclopedia que tengo en casa, así buscando la palabra Espinardo, me encontré con la siguiente definición: en Botánica, planta salsolácea, especie de salsola.
     Como el hallazgo me sorprendió mucho busqué información sobre el tema en la web, por si tuviera relación con el origen del nombre y me encontré con un estudio llevado a cabo por unas chicas para su instituto, del que se había hecho eco un diario regional.
Indagando sobre el origen del nombre de Espinardo, estas chicas (Nerea Vila, Raquel Nicolás, Julia Castro y María Manchón del IES José Planes) habían encontrado información sobre unos restos romanos hallados durante la construcción de una urbanización conocida como Nova Futura. Decidieron ponerse en contacto con los miembros de Arqueotec (empresa de Arqueología Técnica y de Gestión) les informaron que entre los hallazgos encontrados había restos de hornos alfareros y de jabonería. Hecho este que les llamó especialmente la atención dado que en la zona de Espinardo abunda la “Salsola Vermiculata”, que es una planta de la que se obtiene la sosa para hacer jabón y que en latín vulgar se la conoce como espinardo. Así llegaron a la conclusión que ese podía ser el nombre con el que los romanos habían bautizado el lugar.

   Encontré otra teoría, según la cual podría deberse al apellido del propietario de la Torre de Espinardo. Según un estudio realizado por: Fernando González del Campo Román y Ángel Guerrero Martín en el padrón de 1542 aparece como propietario un tal Luis de Espinardo. Ambos señalan además que aunque la anteposición de la preposición "de" al apellido pudiera hacer pensar que éste proceda del topónimo. En realidad, no es así, y para justificar su posición traen a colación un artículo de Ángel Luis Molina sobre los «Mercaderes genoveses en Murcia durante la época de los Reyes Católicos», según el cual a principios del siglo XVI trabajaba y residía en la ciudad de Murcia una familia de mercaderes italianos apellidada Espinardo, que parece que comerciaba ya en Valencia un siglo antes. Siendo así posible que alguno de los Espinardo se estableciese en Murcia, cuando tras la Reconquista de Granada, el Reino de Murcia se convirtió en una zona segura. Con lo que se demostraría de alguna manera que quizás el hecho del apellido pudo haber influido en la adopción del nombre de Espinardo.

Sea como fuere las dos posibilidades son perfectamente válidas.


Mirada al pasado. Los años dorados del Recreative Garden.
   
 Hubo un tiempo en el que en Espinardo existió un lugar emblemático: El Recreative Garden. Ideado por un empresario de la zona, Don Juan Montesinos y, diseñado y construido por Anastasio Martínez,que se convertiría en lugar de peregrinación para todos los murcianos. 
 Llegó a tener tal relevancia que incluso se construyó un tranvía que salía del Plano de S. Francisco, en la capital murciana, y llegaba a las mismas puertas del Recreative. Sus instalaciones tenían una extensión de 30.000 metros cuadrados. Contaba con jardín-restaurante, hermosas fuentes, salón de lecturas, juegos de jardín para niños, tocador de señoras, sala de juegos, tiro de pichón. Todo al aire libre, un paraíso en mitad de la huerta, un lugar para disfrutar con la familia en un entorno natural.

 Mas tarde, se construyó un velódromo en el que se realizaban competiciones internacionales. En sus instalaciones se llevaban a cabo veladas musicales, actuaciones de cómicos, representaciones teatrales, entre otros eventos. Además dada la calidad de la cocina de su lujoso restaurante pronto se convirtió en un lugar de celebración de bodas y de eventos de gran relevancia social.
  Pero como todo en la vida, este lugar tenía un alto coste de mantenimiento, hecho por el cual Juan Montesinos lo vendió, durante esta etapa llegó a albergar en sus instalaciones la radio murciana y la famosa Granja del Pimentón, pero el Recreative iría en declive, hasta ser demolido en 1973. 
   De aquel pasado esplendoroso no queda nada, solo el recuerdo, algunas fotografías, y alguna fuente ubicada en otro lugar.

Fuentes bibliográficas:
Por las sendas de la huerta, escrito por María Adela Párraga Díaz.
Diccionario enciclopédico ilustrado Sopena. Edición de 1985.
Región de Murcia Digital.

Si a alguien le interesa más información sobre Espinardo os recomiendo la web de Genealogía e Historia en Espinardo cuyo enlace está más arriba. Ahí podréis encontrar amplia y valiosísima información sobre el tema.

Comentarios

  1. Muy loable tu trabajo de investigación, te felicito. Ha resultado un artículo sumamente didáctico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí estuve leyendo bastante sobre el tema y a parte también tuve la ayuda de mi amiga Isabel de Entretejiendo Instantes que me habló sobre el Recreative, que yo no tenía ni idea de su existencia-entre otras cosas porque soy extremeña y no murciana, aunque hace mucho tiempo que resido en Murcia y me encuentro muy feliz en esta tierra tan hermosa-y me puse a investigar sobre el tema, aparte de lo del nombre que siempre me había llamado la curiosidad. Aunque no lo menciono en el post, en Espinardo además se encuentra la Universidad de Murcia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a