Ir al contenido principal

Me está mirando X

El inspector Smith decidió tirar de hemeroteca a fin de averiguar algo más sobre el incendio del hospital psiquiátrico. Después de casi dos horas mirando la pantalla del ordenador solo logró un  fuerte dolor de cabeza. Nada, apenas unas pocas notas, pero nada interesante. Decepcionado salió de la biblioteca pública y se encaminó a la farmacia de la esquina en busca de un remedio para el fuerte dolor de cabeza. Al salir de la farmacia, el móvil empezó a vibrar anunciando un mensaje: era Anderson citándole en la cafetería de Harry, su cuñado.
Miró el reloj, aún faltaban diez minutos, se tomó una pastilla para el dolor de cabeza y un poco de café mientras leía las noticias deportivas del día. Volvió a mirar el reloj con impaciencia, los minutos parecían pasar muy despacio ¿Qué sería aquello qué había descubierto Anderson? Pidió otro café y un croissant. A los pocos minutos apareció Anderson,
-Hola jefe-saludó. Tras pedir otro café le entregó una carpeta.
-¿Qué es?-preguntó el inspect…

Propósitos para un nuevo año



Este año voy a proponerme cumplir las propuestas que siempre me propongo cumplir, que ya es mucho. Y voy a proponerme echar a patadas a la apatía y al desánimo, que por algo se empieza y es menester hacer sitio a la ilusión y la esperanza que espero que se encuentren cómodas y se queden a vivir.
 Me he propuesto no hinchar más vanidades egocéntricas, que se busquen otro perrito adulador.
Voy a evitar debates de besugos, porque para qué perder el tiempo si al final por cansancio y por no escuchar más el mismo rollo acabas dándole la razón como a los locos para no terminar en discusión.
 Me he propuesto no poner rumbo a ninguna parte ante cantos de sirena de discursos vacíos y mucho menos seguir la corriente de intolerantes que no tienen más que una visión inamovible de los hechos y que no admiten más que su opinión.
Me he propuesto adelgazar el aburrimiento y engordar mi biblioteca para vivir historias que contar.
Me he propuesto no aprender más idioma que la alegría y estudiar la felicidad.
 Y he pensado que este año me voy a dedicar a pintar de colores la lluvia, una sonrisa a las nubes tristes y a la tormenta ponerle música de rock and roll.
Decididamente estos son mis propósitos para el nuevo año que espero que sea no tan bueno como este sino mejor.
En realidad, esto no es más que una excusa para felicitaros el año nuevo. Os deseo un feliz 2017 cargadito de proyectos positivos y que en este año podáis ver cumplidos muchos de vuestros sueños, pero sobre todo, sobre todo...sed felices.

Comentarios

  1. Muy buenos propósitos que comparto en su totalidad. Feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Marco Atilio, esperemos que este año nos deje mejores perspectivas que el 2016.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a