Ir al contenido principal

La lotería de Navidad. Fábrica de sueños.

   El primer signo de que se acercan las fiestas navideñas, no son la puesta de las luces,ni siquiera los adornos navideños en las calles de nuestras ciudades y pueblos, que dicho sea de paso cada vez se adelantan más en el tiempo. No señores, es el spot publicitario de la lotería de Navidad. 
  Hace unos años el spot publicitario del sorteo navideño, lo protagonizaba un actor desconocido para la gran mayoría, pero que ha logrado calar en todos de tal manera, que echamos de menos al que llamábamos cariñosamente el calvo de la suerte. El actor en cuestión, se llama Clive Arrindel, es inglés y de su trabajo como actor se conoce bien poco. 
    Trabajó junto a Marlon Brandon en la película "Cristóbal Colón: el descubrimiento" de John Glen y en el 2001 coprotagonizó la película española "Bellas Durmientes", en la que da vida a un prestigioso escritor y profesor universitario. Pero lo que sí le ha dado la fama ha sido su participación en los spots publicitarios de la Lotería Nacional, encarnando al ángel de la suerte o para otros al espíritu de la Navidad.
     El primer anuncio en el que apareció este entrañable calvo, fue en 1998,  y el último sería en el 2006. En todas aparece como un personaje enigmático, misterioso  que nos traslada a un momento mágico dónde los sueños pueden hacerse realidad. A ello contribuye la música de Maurice Jarre, que no es otra que un vals que pertenece a la banda sonora de "Doctor Zhivago".  Un dato curioso, es que al famoso calvo cuando la gente lo reconocía por la calle se le acercaba no sólo para pedirle algún autógrafo, sino que algunos le pedían algo cómo sí de un ángel se tratase, y otros para pasarle por la espalda algún décimo de la lotería. Otra cosa- entre nosotros- el calvo, en realidad no es calvo, solo se afeitaba la cabeza en la época en que tenía que rodar el anuncio.
        Este año el anuncio lo protagonizan niños, simbolizando a los cazadores de sueños que salen de la fábrica para llegar a cada ciudad, pueblo o rincón de España para llevar la suerte. Es un anuncio lleno de magia y de ilusión, una verdadera obra de arte como todos los anuncios de la lotería de Navidad, y si escuchamos bien la banda sonora del anuncio nos sonará muy familiar, se trata de la banda sonora de "Eduardo Manostijeras" cuyo autor es Danny Elfman.


    Pero al hilo de la lotería navideña aparecen también otra serie de personajes que en estas fechas tratan de ganar algo de notoriedad. Hablo de los adivinos. Sí, ahora aparecen aquellos que pronostican cuál va a ser el número en el que termine el gordo de Navidad, unos que si el 3 otros que si el 4, digo yo que alguno por eliminación acertará. Otros incluso se atreven hasta con el número entero, así un tal Sandro Rey se atreve a pronosticar que el gordo de este año será el número 55.015, otra cosa es que acierte el individuo este. Mira pues a mí se me ha metido en la cabeza el número 14.638, pero no os hagáis ilusiones porque yo no acierto ni aunque invoque al calvo de la lotería. Eso sí yo por si las moscas me he comprado un décimo terminado en 38, no vaya a ser que salga y me quede con dos palmos de narices. 
    Para los que queráis el número de vuestros sueños, podéis localizarlo en la página web de la ONLAE ( Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado) y os saldrá en las administraciones en las que podéis encontrarlo, localidad en la que se encuentra la administración y su número de teléfono.
     Aquí el adivino, que digo yo que si adivinara algo de verdad no estaría por aquí diciendo tonterías. 
     Por último, para terminar por hoy comentar que  el día 22 de diciembre tomará posesión el nuevo gobierno, y yo me pregunto ¿nos habrá tocado la lotería? o por el contrario ¿nos habrá tocado "la pedrea"?
      En cualquier caso y como dice uno de los anuncios ¡¡ Que la suerte nos acompañe!! ¿ o esto era de "La guerra de las galaxias"?


PD: En caso de que saliese el número 14.638, no hace falta que me matéis por no haberlo comprado que ya si eso yo solita me daré cabezazos contra la pared. Aunque no creo que vaya a hacer falta, pues yo no acierto ni de broma.



Comentarios

  1. Oh Dios, la Navidad de nuevo...nooooooo!!!!!

    No te canses, por cierto, me va a tocar a mi :P

    ResponderEliminar
  2. Isa si te toca ya te invitarás a algo, como te va a tocar de esta no te libras XDD...aunque sea a unas marineras con su cervecita bien fresca. Mira que buena soy que me conformo con poco XDDD

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gustaban los anuncios del calvo y la verdad es que el primer día que ví el de este año, me daba la impresión de que en cualquier momento iba a aparecer el buen hombre... pero no.

    Bueno pues todas las bolitas están en el bombo, así ¿porqué no puede salir nuestro número?

    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Eso digo yo, ¿por qué no puede salir el nuestro? jajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Van dos egipcios por el desierto. De repente uno tropieza con algo. - ¡Oye, mira qué roca mas rara! - Sí, parece una pirámide Se ponen a excavar ambos y desentierran una pirámide. - ¡Es una pirámide! - ¡Vaya que sí! ¡Tengo una idea! - ¡Díme! - Vamos a avisar al equipo arqueológico americano. Esa gente es profesional y seguro sabe todo esto. - ¡Vale!
   Avisan al equipo arqueológico americano que viene con sus jeeps,trailers, caravanas y helicópteros llenos de aparatos científicos. Se meten en la pirámide y al cabo de dos años salen. - Vaya... sí que se han tomado su tiempo. ¿Qué han averiguado? -dice uno de los egipcios-. - Pues -responde el portavoz del equipo americano-después de laboriosas investigaciones hemos averiguado que esta pirámide fue construida entre el 1500 y el 2000 antes de Cristo. - ¿Sólo eso, después de dos años sólo han averiguado eso? - Pues sí.   Los dos egipcios deciden llamar a los investigadores alemanes. - Esos son más lanzados en este tipo de investigaciones.    Vienen los …

El Llano de Brujas (Murcia). Leyenda sobre su nombre.

Con esta entrada queda inaugurada la sección curiosidades, claro que también podía llamarle pueblos con nombre o historia curiosa, no sé de momento lo dejamos como curiosidades. Pues esta mañana estaba mi padre comentando algo sobre el nombre de algunos pueblos y me preguntó cual sería la razón del nombre de esta localidad murciana, el Llano de Brujas, así que buscando y buscando me encontré con una leyenda curiosa que reproduzco fielmente a continuación y luego dejaré el enlace por si alguien quiere saber algo más de la localidad.
El singular origen de su nombre    El topónimo de Llano de Brujas no revela raíz árabe como es el caso de otras pedanías de la Huerta de Murcia, pero atesora una historia peculiar. El erudito e investigador de la literatura popular murciana, Pedro Díaz Cassou, atribuye el origen del nombre de la pedanía a un curioso episodio protagonizado por un fraile carmelita, conocido como Padre Tomatera. La leyenda cuenta que este carmelita sufrió una alucinación o u…